Colloquium Marie Sklodowska-Curie

Esta serie de coloquios ve la luz impulsada por el interés común de varios Institutos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que quieren traer a la sociedad los últimos avances científicos y la visión del mundo que surge de ellos.

El objetivo final es transmitir el mensaje de que la ciencia es un bien público que debe hacerse accesible a todos los ciudadanos. Una manera efectiva de enviar este mensaje es a través de la difusión de conocimiento que combina el rigor con la accesibilidad. Con este espíritu, esta serie quiere reunir a personalidades de renombre internacional de una variedad de campos de investigación y del mundo de la cultura, para compartir su experiencia con un amplio público.

Síganos en Twitter ›
Contacto y sugerencias: coloquioscurie_at_gmail.com.

Próximo coloquio

Mi experiencia investigadora

Margarita Salas Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CSIC-UAM)
Salón de conferencias IQFR-CSIC, Serrano 119

Con la revolución feminista, ocurrida en la primera mitad del siglo XX, el papel de la mujer en las ciencias ha empezado a cobrar importancia, aunque persistan un gran número de prejuicios y obstáculos. Un dato a mencionar es el número, aún escaso, de mujeres que han obtenido el Premio Nobel en alguna rama de las ciencias. La primera de ellas es Marie Curie, quien tiene el doble mérito de haber obtenido dos veces dicho galardón, algo muy infrecuente, incluso en el mundo de los hombres. Otras 15 científicas consiguieron el Premio Nobel de Física, de Química o de Medicina. Es decir, solamente 16 mujeres llegaron a la cúspide en el área de las Ciencias. Frente a ellas, mas de 300 hombres consiguieron el Premio Nobel en dichas áreas. Aunque estamos ya en el siglo XXI, son todavía pocas las mujeres que forman parte de Academias de Ciencias en el ámbito europeo, con una media de un 4%, y son también pocas las mujeres que ocupan puestos directivos. Sin embargo, debido al aumento del número de mujeres que se inician en investigación en la actualidad, en un futuro no muy lejano la mujer investigadora ocupará en la comunidad científica el puesto que le corresponda de acuerdo con su capacidad y su trabajo.